Celebración del Bicentenario

Dr. Pablo Alvarado Bonilla

Hijo Predilecto del Cantón Central de Cartago

Era el año 1808, cuando nuestro territorio pertenecía a la Corona Española y estábamos a 13 años de ser independientes; sin embargo, Pablo Alvarado, un brillante cartaginés, estudiante de medicina, dio el primer grito de Independencia. “Siendo muy joven, en el año 1803, ya ejercía el cargo de maestro de primeras letras en Cartago; pero dadas las posibilidades económicas de su familia se traslada en 1807 a Guatemala para realizar estudios de Medicina en la Universidad de San Carlos de aquella ciudad. Ahí encontró el ambiente liberal y de discusión de las ideas ilustradas, propias de los centros universitarios de la época, que lo llevaron muy pronto a incorporarse dentro de la línea de pensamiento independentista”, resalta la Real Academia de Historia.

El Ciudadano Pablo envió una proclama al ayuntamiento de Cartago: !ciudadanos¡ El que habla es hijo de Cartago: ama su provincia más que todos sus habitantes, y desea el estado más feliz de toda América y principalmente de todas las provincias del Reino, más que todos los americanos juntos...

Fue así como por medio del volante “El Hispano - Americano” distribuido en Guatemala, Alvarado dio el primer grito de Independencia, el 2 de mayo de 1808, aunque esto le llevó a ser arrestado y encarcelado el 15 de setiembre del mismo año; incluso, las autoridades costarricenses de la época solicitaran al gobierno Guatemalteco que le prohibieran a Alvarado volver a Costa Rica. El “Ciudadano Pablo”, como es recordado este patriota costarricense también fue quien realizó la base del Pacto de Concordia, nuestra primera Constitución Política, promulgada en diciembre de 1821 Camino al bicentenario, el Ciudadano Pablo, engalana nuestra celebración y nuestra historia y por eso es parte de los próceres que recordamos y de cuya historia queremos reivindicar.